Noria

Foto de Daniel Fawcett en Pexels

Asomando la mirada por la ventana,
la ciudad me enseña su grandeza;
pasa lenta la rutina ciudadana,
y en el caos contemplo su belleza.

Paisaje urbano adornado de historia,
calles atascadas y peatones diminutos;
es la vista en lo alto de la noria,
que me atrapó por varios minutos.

La rueda de la fortuna va con calma,
no tiene afán alguno en dar sus vueltas;
cada giro ofrece el mismo panorama,
pero no surgen las mismas respuestas.

En la cima brilla la esperanza del mañana ,
se disfraza entre los grises de la urbe;
en el declive sorprende una calma liviana,
no hay un pensamiento que perturbe.

Si observo hacia el lado contrario,
la gente se divierte por montón;
el entusiasmo inunda el escenario,
todos disfrutando del parque juguetón.

El ocaso hace su entrada en escena,
y la ciudad prepara su traje de noche.
Fue una tarde serena y amena,
pues del paseo no tengo reproche.

El horario está a punto de acabar,
y las atracciones van quedando vacías;
ya llegó el tiempo de bajar,
pero quedarán mil fotografías.

Me despido de la noria,
el gran y mejor mirador;
la visita quedará en mi memoria,
y volveré como fiel observador.

Los visitantes caminan a la salida,
dejando el parque solo y escueto;
ahora debo tomar la avenida,
porque ha expirado mi boleto.


Por: Felipe Espitia

Licencia Creative Commons
Noria por Felipe Espitia se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.
Basada en una obra en ciudadelapoetica.wordpress.com.

4 comentarios en “Noria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s